Mi auto no arranca

Puede que sea después de un bailado matrimonio o luego de un extenuante entrenamiento deportivo: en el mejor (¡o en el peor!) momento de tu vida el auto te puede pasar la cuenta por una mala mantención, poca previsión o una “fatiga de materiales” inevitable. Cuando el auto no arranca existen diversos motivos y múltiples formas de diagnosticar y solucionar el problema por cuenta propia o con ayuda de algún experto.


En este sentido, en ComparaOnline te brindamos información de calidad para que conozcas el funcionamiento del vehículo, tomes precauciones al limpiar los inyectores sucios, y con ello puedas disfrutar con mayor tranquilidad.

Mi auto no arranca

Los vehículos funcionan gracias a un completo sistema eléctrico y mecánico compuesto por piezas que interactúan entre sí, siendo el motor el “corazón” de este entramado. Por ello, cuando el auto no arranca existe una gran probabilidad de que sea a causa de este corazón o alguna de las partes que lo alimentan y que son fundamentales para su correcto funcionamiento.

Ante las fallas que anulan el funcionamiento normal del vehículo, popularmente conocidas como “panas” o panne,, los principales sospechosos son dos: el combustible y la batería.

En el primer caso no hay mucho que agregar, ya que es una responsabilidad básica y permanente el chequear el nivel de bencina existente y mantener la suficiente cantidad para poder moverse. Si hay una pérdida muy rápida quizás haya fuga en algún punto, por lo que se puede revisar debajo del auto, en todo el trayecto que va del estanque al motor.

En el segundo caso, si es la batería, en tanto, hay que tener más cuidado. En este caso, si el auto no arranca se debe:

Chequear el voltaje de la batería, ya que si está mal cargada dificulta la obtención de energía necesaria para funcionar, especialmente cuando la temperatura es baja.
Revisar que los conectores de la batería estén bien conectados y en buen estado, o sea, que no estén sulfatados ni con elementos que puedan generar un falso contacto.

Para el caso del combustible y de la batería existen íconos en el panel de instrumentos del auto que se encienden para alertar la presencia de problemas.

El problema persiste

Descartados ambos sospechosos, hay que colocar atención en aspectos como las bujías y sus cables. Las bujías, de hecho, también se descomponen de forma frecuente, y siempre es recomendable limpiarlas o renovarlas ya que su mal estado puede implicar daños en el sistema catalizador de combustible.

Otro elemento a inspeccionar es que los fusibles presenten buen estado, es decir que no estén abiertos. Estos se encuentran en una o varias cajas, ubicadas al interior del auto, generalmente en la columna del conductor, debajo del volante.

Si aún el auto no arranca, hay que cerciorarse de que la bomba de bencina esté reaccionando bien a nuestra orden de encendido. Para eso, hay que hacer un primer contacto con las llaves y escuchar atentamente. Si es que hay otra persona que pueda acercar un oído a la entrada del estanque para corroborar el sonido, mucho mejor. El hecho de que la bomba trabaje con buena presión y envíe una cantidad adecuada de combustible a los inyectores es un factor importante para descartar problemas mayores. Ahora, si se tienen inyectores sucios, hay otra complicación que puede ser el motivo del porqué “mi auto no arranca”, o bien de la pérdida paulatina de potencia.

Inyectores sucios

El sistema de inyectores es una especie de puente mágico entre el combustible y el motor. Se encarga de repartir a este último, en forma pulverizada y como si saliera de un sprite, la bencina que cargamos al vehículo. Los inyectores son elementos de larga duración si es que la mantención es adecuada, lo que además trae como beneficio una mejora en la eficiencia del automóvil; disminución de los niveles de contaminación; y aumento del placer en la experiencia de conducción.

Los inyectores sucios se pueden deber al paso del tiempo. Son muchas las sustancias que se van acumulando en el estanque de bencina y que pueden trasladarse hasta el sistema de inyección, empeorando paulatinamente su condición.

Si bien siempre se recomienda dejar aspectos de reparación en manos de expertos, existen formas manuales para mantener limpios los inyectores sucios sin desmontar todo el sistema, y que pueden resultar bastante sencillas y económicas. Como recomendación general, se menciona:

Antes de comenzar a limpiar los inyectores sucios se debe desconectar cuidadosamente la manguera de combustible a la que está ligado el sistema, colocando algún tapón para evitar algún derrame de bencina.
Usar con mucha precaución los líquidos limpiadores de inyectores sucios, ya que como todo líquido de automóvil, están hechos con químicos de alta concentración.
Asegurarse de no dejar ninguna sustancia en el motor después de limpiar los inyectores, como restos de tela por ejemplo, ya que puede implicar una nueva complicación en el proceso de mantención del vehículo.

Si el auto no arranca después de todas estas recomendaciones para revisar el motor y limpiar los inyectores sucios, se debe visitar algún taller mecánico de confianza. Para casos de asistencia vial y otras complicaciones, es bueno contar con un seguro automotriz que pueda ayudarte si tienes un problema mientras usas tu vehículo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*