chequeo de presion de los neumaticos de tu auto

Además de controlar la profundidad del dibujo de las ruedas, también es importante revisar otros aspectos como la presión de los neumáticos para conducir evitando al máximo posibles riesgos. La cantidad de aire debe depender de la época del año, así como del peso que tiene que soportar el vehículo en los desplazamientos.


En el caso de que las ruedas no tengan un inflado correcto, las deformaciones no tardan en aparecer y además, los neumáticos sufren un desgaste prematuro. Si se circula con una presión inferior a la recomendada, los neumáticos sufren un calentamiento mayor. Asimismo, esto también influye en un consumo de combustible superior y en una reducción del control del coche. No obstante, los problemas también aparecen cuando la presión es superior a la indicada, ya que de esta forma se pierde adherencia al suelo y también resulta más complicado manejar el vehículo.

Para saber si la presión de las ruedas es la adecuada es preciso revisar las instrucciones del fabricante, ya que esta cifra varía entre las diferentes marcas y modelos de coche. A grandes rasgos, los neumáticos de los turismos deben estar alrededor de 2,5 bares. Dado que los neumáticos van perdiendo presión con el paso del tiempo y los trayectos, es conveniente revisarla de forma frecuente.

Pasos para revisar la presión de los neumáticos
El instrumento que se necesita para medir la presión de los neumáticos se denomina manómetro que se puede adquirir en tiendas especializadas o bien acudir directamente a una estación de servicio donde suelen contar con uno de ellos.
Esta revisión se debe realizar con el motor apagado y el freno de mano puesto.
Después de quitar el tapón a la rueda, se introduce la herramienta en el neumático. Teniendo mucho cuidado al realizar esta tarea, es importante que la manguera esté bien puesta.
En la máquina aparecerá cuál es la presión de cada una de las ruedas y de esta forma sólo es necesario comparar la cifra con la recomendada por el fabricante del coche.
Si el inflado está por debajo o por encima de lo aconsejable, es preciso introducir aire o quitarlo, según el caso.
Por último, ya sólo queda volver a colocar los tapones de los neumáticos y comenzar a conducir para confirmar que no existe ninguna anomalía.

Aunque los manómetros de las gasolineras no suelen tener muy buena fama, es recomendable realizar esta comprobación en dos lugares diferentes para saber si los neumáticos están realmente bien ajustados. En cualquier caso, lo más conveniente es comprar un manómetro y llevarlo siempre en el coche, ya que este producto no tiene un precio demasiado elevado y resulta muy práctico.

Consejos a la hora de medir la presión de los neumáticos
Es muy importante mirar la presión cuando las ruedas están frías, es decir, después de no haber recorrido demasiados kilómetros (como máximo 5 kilómetros aproximadamente) o esperando un rato a que pierdan el calor característico del roce.
Si no queda más remedio que medir la presión cuando las ruedas aún no se han enfriado, se debe sumar 0,2 o 0,3 bares más a la presión que esté indicada en las instrucciones del coche y después volver a revisarla cuando los neumáticos estén fríos.
Es recomendable que esta tarea se realice como mínimo una vez al mes, sobre todo cuando se va a emprender un viaje largo.
Aunque la rueda de repuesto ocupa un segundo plano hasta que se necesita, no hay que olvidar que también se debe medir su presión de forma periódica.

Conviene no pasar por alto los efectos que pueden tener unas ruedas con una presión incorrecta, por lo que no dudes en realizar este gesto cuando sea necesario. Al mismo tiempo, recuerda elegir también el seguro de coche que mejor se ajuste a tus necesidades para contar con el respaldo más completo durante los desplazamientos.

1 Trackback / Pingback

  1. Como hacer que me rendir el combustible en el auto – Recomendación

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*